Taladros

El taladro es una de las herramientas más implementadas para realizar diversas labores caseras.  Se trata de una herramienta que elabora agujeros en materiales de diversas características. Esto se logra gracias a los dos movimientos posibles de un taladro:

  1. Rotación de la broca: Es un movimiento giratorio que produce el motor eléctrico del taladro por medio de un elaborado mecanismo de engranajes y poleas.
  2. Avance y penetración de la broca: Este puede ser realizado de forma manual, es decir, aplicando fuerza bruta y presionando un poco el taladro contra el material que se va a perforar. Existen ciertos taladros que cuentan con ciertas características, que les permiten hacer este movimiento de forma automática.

Tipos de taladros

Actualmente existen diversos tipos de taladros disponibles en el mercado. La clasificación de los mismos viene dada por el tipo de fuente de poder que emplean, el soporte y la función que tienen. Entre ellos tenemos los siguientes:

Taladro manual de pecho

Su funcionamiento es bastante parecido al del taladro manual, con una importante diferencia: puedes ejercer más presión aplicando el peso del cuerpo, lo que te permite trabajar a más intensidad.

Taladro Barrena

Es una de las herramientas con más antigüedad de esta clasificación. Se utiliza únicamente con materiales suaves como la madera, ya que se trata de una broca unida a un mango y que permite hacer el trabajo de forma manual.

Taladro Berbiquí

Es un taladro manual tan antiguo que, en la actualidad, solo se utiliza en algunas carpinterías en mantienen tradiciones de vieja data. Si lo que deseas es perforar un material con concreto o metal, tendrás que buscar otro tipo de taladro, ya que el berbiquí sirve exclusivamente para perforar madera.

Taladro eléctrico

A medida que la tecnología ha ido evolucionando, también lo ha hecho la industria fabricante de herramientas para el trabajo manual. Tal es el caso de los taladros, básicamente, a los tipos que hemos nombrado con anterioridad se le ha agregado un motor eléctrico que simplifica la acción de taladrar significativamente.

Incluso, estas herramientas están ofreciendo mucho más que hacer orificios a distintos materiales, incorporando algunos accesorios podrás:

  • Limpiar y pulir diversos materiales.
  • Lijar superficies de madera.
  • Atornillar y desatornillar.

Algunas características útiles del taladro eléctrico

  • Se puede controlar qué tan veloz es la rotación de la broca, permitiendo así controlar el taladrado según el material que se esté trabajando y el diámetro del agujero, en el caso de que se esté perforando dicho material.

Taladro inalámbrico

Se trata de una forma más evolucionada del taladro eléctrico. Debido a la ausencia de cable, se puede utilizar en sitios que, para otro tipo de herramientas, pueden ser de difícil acceso. No obstante, también puede representar una desventaja, como la escasa potencia, comparado a otras herramientas de esta clase. Pueden incluir o prescindir de la opción de percusión.

Taladro manual

Es como un tipo más avanzado de berbiquí, el taladro manual puede hacer girar la broca de forma más veloz gracias a su sistema de engranaje.

Taladro de columna

Este taladro se encuentra unido a una base y su movimiento es de arriba abajo. Se utilizan para la realización de trabajos muy delicados y que requieran precisión, como la perforación de vidrio o porcelana.

Minitaladro

Este dispositivo se puede encontrar en el mercado con y sin cable. Se utiliza para hacer trabajos a pequeña escala. Es el ideal para tareas que sean delicadas, precisas y que requieran mucho control.

Martillo percutor

Este es el que se debe utilizar para realizar perforaciones en materiales cuya dureza es alta como:

  • Piedra
  • Hormigón
  • Concreto
  • Material de obra

¿Cómo elegir un taladro?

La elección de esta herramienta va a depender del tipo de tareas que necesites realizar, con qué materiales se va a realizar el trabajo y la frecuencia con la que se utilizará el artefacto.

Si requieres una herramienta que te permita realizar cualquier tipo de reparaciones en el hogar, lo más recomendable es un taladro de unos 500 W, con una potencia regular y en una gama de calidad media. Recuerda que como todo aparato eléctrico, debes cuidarlo muy bien y realizarle mantenimiento cada cierto tiempo.