Remachadoras

Entre las herramientas mas utilizadas para realizar arreglos cotidianos en sus hogares es la remachadora. Es muy posible que conozcamos esta herramienta pero es importante entender ciertos consejos sobre como utilizarla y los modelos de remachadoras que hay para distintas apps.

Qué es y para qué exactamente sirve una remachadora

Una remachadora es una herramienta mecánica compuesta por palancas, cuñas, tornillos, resortes, entre otros , que tiene la intención de poner remaches, tanto en procesos industriales como en apps domesticas, para unir 2 elementos que no deban ser desmontados entonces.

Como mencionamos las remachadoras pueden ser usadas tanto en apps industriales como domesticas y se usa para juntar permanentemente 2 o mas piezas o elementos a través de un remache.

Puede utilizarse para juntar dos piezas de madera, una pieza de madera y una de lona , plástico, metal no muy duro , entre otros muchos materiales.

¿Como funciona una remachadora?

La remachadora basa su desempeño en el remache. El remache es un elemento conformado por un vástago (tubo cilíndrico) que en un extremo dispone de una cabeza.

Se coloca la remachadora en el vástago hasta el momento en que haga encuentre con la cabeza. Entonces en el momento en que presionamos la manilla de la remachadora, esta genera una fuerza que aprieta el descendiente y lo levanta.

Mientras que el vástago se eleva, crea en la cabeza un doblez que fija ámbas piezas y no permite que se muevan. La remachadora prosigue levantando el descendiente hasta el punto en el que este se quiebra, quedando solo la cabeza uniendo ámbas piezas.

En el siguiente vídeo podemos ver de manera gráfica como hace la remachadora para dejar solo la cabeza del remache uniendo las dos piezas.

Tipos de remachadoras:

Remachadora manual: Es la habitual remachadora de mano. También se la conoce como remachadora POP. Nunca puede faltar en un taller o en una casa. El remache se amolda a todos y cada uno de los tamaños de piezas.

Remachadora de acordeón: Es una remachadora que se emplea de forma manual asimismo. Es compatible con remaches de 2.4 mm, 3.2 mm, 4.0 mm, 4.8 mm, 5 y 6 mm.

Remachadora de pinza en C: Estas remachadoras se accionan con un pedal y trabajan en conjunto con una bomba neumática que aplica la fuerza. En un caso así se utilizan buterolas de distintos tamaños y propiedades en dependencia de la aplicación que se le de. Son maquinas de aproximadamente 3.5 kg con una bomba neumática de unos 8 kg

Remachadora T-Columna: Se usan remaches de cobre, aluminio, acero entre otros. Tiene un peso de unos 100 kg y marchan con aire comprimido.
Remachadora de bancada: Es afín a la remachadora de T-Columna pero de menores dimensiones. Su peso es de 60 kg y cuentan con un punzador mezclable.

Consejos para comprar la mejor remachadora

Los remaches tienen muchos usos, pueden ser empleados para prendas de vestir, como por servirnos de un ejemplo vaqueros o cazadoras, como también para chapas de metal. La cuestión es comprender exactamente la remachadora que mejor se acomoda a tus exigencias en el trabajo, ya que no va a ser lo mismo un modelo para chapas metálicas que aquellas que están destinadas a personalizar un pantalón. En esta guía hemos amado guiarte a fin de que consigas estudiar algo más sobre este producto y asimismo que poseas opción de comprar la mejor remachadora.

Lo primero que tienes que comprobar es que sea fácil de agarrar y que cuente con una manera ergonómica que te dé la oportunidad de trabajar durante un buen tiempo con esta herramienta sin que te llegue a molestar. En el mercado existen algunas que son increíblemente grandes , por lo que si tienes manos pequeñas será muy difícil que puedas accionar su mecanismo y que logres apretar como es debido. Es aconsejable que la remachadora que vayas a comprar sea fácil de emplear , puesto que debes ejercer toda tu fuerza para que quede bien sujeto, de lo contrario , no vas a poder usarla como es debido.

Otro punto preciso en este género de producto es que cuente con suficientes cabezales para trabajar. En el mercado te puedes encontrar remachadoras que traen un uno nasal, que es asimismo como se acostumbra entender , sin embargo , esto no es nada aconsejable , ya que si deseas realizar trabajamos más profesionales , te será necesario , por lo menos cuatro distintas para que puedas ajustar al que vayas a poner en ese exacto instante. Existen otros modelos que son extremadamente expertos y que tienen un total de 7 o incluso mucho más , por lo que nosotros te los recomendamos por las posibilidades que tienen la posibilidad de aportarte.

¿Qué remachadora comprar?

De igual modo , en el paquete que vas a recibir junto con tu remachadora, te recomendamos que también venga un pack de remaches con sus diferentes tamaños. Esto te va a ahorrar bastante dinero, pero sobre todo , la posibilidad de tener algo con lo que comenzar a trabajar. En caso de que vayas a recibir solo la pistola, tendrás que dirigirte a la ferretería, preguntar por el remache que se puede usar en esa remachadora y un largo etcétera que puedes suprimir con algo de lectura de la descripción.

Otras de las características que nosotros hemos encontrado interesantes es el hecho de tener una caja o maletín para guardar tus pertenencias. A veces los remaches te van a venir en bolsas que en el momento en que las abres, se te pueden perder y más si las dejas como és en la caja de herramientas que poseas en casa o en el trabajo. A fin de que esto no se convierta en algo irrealizable , te recomendamos que compres esos que vengan en una caja o estuche, principalmente porque tendrás mucho más organizado el producto que has adquirido y así será considerablemente más sencillo usarlo , en tanto que vas a tener localizado los cabezales y el remache en su hueco.

Recuerda por otro lado que para mudar las boquillas o nasales la remachadora va a deber de tener o incluir una llave. Si el producto no tiene este elemento, corres el riesgo de que en el momento en que vayas a utilizarlo se mueva o desplace, quedando en estado deplorable el remache que vayas a poner, algo que si lo realizas a nivel profesional para un cliente, es posible que no agrade.